Letras Cristianas » Nada más

Nada más

Quién sabrá, lo que queda,
que caminos, que tiempos vendrá a partir de aquí.
Si tú me concedieras,
una sola oración, un deseo profundo en mí.

Sólo quiero conocerte,
ser más tuyo, vivir a tu vera siempre.

No te pido nada más,
que ser fiel hasta el final,
hazme íntegro y sincero, hazme puro y verdadero;
no te pido nada más.

Aquí estoy, he venido,
porque sólo con verte ya ocurre un milagro en mí.
Mírame, radiografíame,
rómpeme si hace falta y después hazme renacer.

Que otros disfruten oro y placer,
tú moldéame,
haz de mí lo que prefieras.

No te pido nada más,
que el honor de tu verdad.
Que jamás traiga vituperio a tu nombre o al evangelio,
no te pido nada más.

No te pido nada más,
que ser luz, ser sal, ser pan;
al caído darle aliento, ser tu agua al sediento,
///no te pido nada más///.